La masturbación femenina está aún peor vista por la sociedad

La masturbación es un acto íntimo y, desde que somos adolescentes y empezamos a descubrir nuestra sexualidad, hay una parte de nosotros que nos susurra que «esto está mal».

Y si además eres mujer, la situación empeora inevitablemente, ya que la masturbación femenina está aún peor vista por la sociedad.

Pero la realidad es que la masturbación no es ningún acto sucio o impuro, sino que se trata de algo natural. Sea cuál sea el tipo de masturbación, con las manos a solas, o en pareja, con un vibrador o un dildo, dándose placer estimulando otros orificios, mediante máquinas de sexo que tan de moda de han puesto en los últimos años, o simplemente fantaseando, la masturbación es uno de los mejores placeres que nos ha dado la vida.

Además, tiene muchos beneficios para la salud que probablemente desconoces.

Alivia la ansiedad y la depresión

La masturbación genera endorfinas, adrenalina, dopamina y serotonina, que produce que se eleve nuestro estado de ánimo.

Reduce el dolor físico

Las endorfinas que se liberan cuando uno se masturba hacen que se reduzca nuestra percepción del dolor. De esta manera, se disminuyen las molestias por las rampas y el dolor menstrual y en el caso del hombre, el dolor por la presión acumulada en el escroto.

Sin duda una alternativa natural y mucho más placentero que los fármacos.

Aumenta tu fuerza y ​​revitaliza los órganos

Un estudio realizado en las últimas Olimpiadas, ha revelado que la masturbación aumenta la fuerza y ​​la agilidad de los atletas mucho más que el sexo, que aumenta los mismos parámetros pero en menor medida.

Reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata y evita infecciones

Según un estudio, eyacular más veces disminuye el riesgo de padecer cáncer de próstata en los hombres, un dato muy revelador teniendo en cuenta que este tipo de cáncer es la segunda causa de muerte en hombres sólo en Estados Unidos.

En el caso de las mujeres, al llegar al clímax y eyacular expulsan las bacterias no deseados del cuerpo, lo que hace que su zona íntima se mantenga saludable.

Además, otro estudio ha llegado a la conclusión de que la excitación a la hora de masturbarse y el orgasmo que ello conlleva activa nuestro sistema inmunitario, lo que ayuda a evitar infecciones.

Ayuda a dormir más rápidamente

En alcanzar el orgasmo, los músculos del cuerpo se relajan y liberan toda la tensión que te mantiene despierto.

Finalmente, respecto a la frecuencia con que hay que masturbarse, se recomienda hacerlo al menos tres o cuatro veces por semana, dedicando tiempo y haciendo de esto un ritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *