Alimentos ideales para el verano

Llegando los días más calidos, fluyen los deseos de empezar a mostrar el cuerpo en forma, cuerpo que quizás, haya pasado todo el invierno consumiendo grasas y comidas super calóricas y que quizás no se encuentre como nos gustaría o bien, se presente con unos kilitos de mas… por ello, nada mejor que una dieta bien hidratante para comenzar el verano con mucha energía y sin preocuparse por el aspecto físico.

El cambio de temperatura exige un cambio en la ingesta, la necesidad de menos calorías se hace notar y debemos readaptar nuestras comidas a un plan de verano más liviano, fresco pero igual de nutritivo.

Alimentos ideales para el tomar en verano

Una alimentación sana y equilibrada es fácilmente compatible con el sol y el calor si seguimos una serie de pautas básicas, la deshidratación debe ser un tema a tener en cuenta por ello es preciso que la dieta de verano tenga alto contenido de fibra y agua, lo cual mantenga al cuerpo limpio, hidratado y bien nutrido.

Como es sabido, una de las excelencias de la gastronomía española es el gazpacho, que cumple con todas las necesidades nutritivas, y liviano, posee muchas vitaminas, es cardiosaludable y un plato muy delicioso, al cual puede remplazárselo por sopas frías o cremas.

La incorporación de verduras y pescados a la dieta, no deben dejarse de lado ya que son alimentos frescos, saludables y muy nutritivos, estos deben combinarse y aprovecharse al máximo dado la riqueza y la gran variedad de la zona.

Para que nuestra piel luzca esplendida y mantenga el bronceado y la hidratación necesaria, es importante consumir zanahorias, hortalizas de color rojo y amarillo, naranja o bien verde oscuro, los cuales se deben complementar con huevos, quesos y pollo para obtener todos los nutrientes que el cuerpo necesita para atravesar los días más calurosos del año.

El pescado azul es fundamental

El pescado azul es fundamental y complementa cualquier plato de ensaladas siendo esencial por su aporte de ácidos grasos esenciales que el organismo requiere para regular los niveles de colesterol.

El pescado azul es fundamental

La hidratación juega un rol importatne

La hidratación juega un rol central que contribuye a que el cuerpo este sano y apto para realizar las actividades cotidianas, por ello, ingerir más de dos litros de agua y alimentos frescos resulta crucial. Melón, sandia, fresas y cítricos ayudan en las jornadas agobiantes a que el cuerpo se sienta mucho más fresco y relajado.

Zumos, gaseosas diet, gelatinas, agua de frutas, té frío, y helados de agua resultan el complemento ideal si le cuesta llegar a la ingesta minima de líquidos requerida a diario. A la vez, debe procurar evitar el consumo de alcohol.

Las frutas

Las frutas tienen durante el verano un rol protagónico, brindan saciedad, alimentan y refrescan al mismo tiempo que nos resultan deliciosas y muy apetecibles con lo cual son sin lugar a duda la colación perfecta del verano. Aportan fibra, minerales, vitaminas y mucha agua lo cual resulta excelente. Solas mezcladas, en macedonia, o en licuados con leche o agua, las frutas son sin duda el comodín nutricional del verano.

Además de una gran fuente de antioxidantes y hidratación para mantener una piel saludable.

Las ensaladas frescas

Las ensaladas frescas son una opción muy valiosa y se las puede realizar de cualquier variedad incluso agregándole pastas, atún, o arroz. Es importante condimentar al momento y conservar bien fresco ya que algunos aderezos como la mayonesa necesitan conservarse en refrigerador a fin de evitar intoxicaciones.

Por todo lo demás, incluya alimentos variados, de fácil cocción y sobre todo livianos, procurando realizar comidas cada hora como mínimo y cada tres horas como máximo a fin de mantener activo el metabolismo y bajas de azucares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *