Adelgazar después de los 40

A partir de los 30 años el metabolismo comienza a trabajar en forma más lenta, y con ello, los kilos que perdíamos rápidamente en un entrenamiento, o reduciendo las porciones, tardan más en irse, pero de todas formas si nos esforzamos se va.

Adelgazar pasados los 40 años

Asimismo, con el paso del tiempo comienza a perderse masa muscular, otro factor crucial que incide en la quema o combustión de grasas, ya que a mayor cantidad de músculo mas sencillo es reducir las grasas, pero con estos consejos podrás obtener los resultados deseados sin darte por vencido/a.

El metabolismo trabaja más lento

Estos aspectos sin duda te ayudarán a lograr tu propósito:

Consuma menos calorías. Recuerde que ya no es un adolescente y que el requerimiento calórico es menor. Evite comer demás. Mastique bien, y elija bien los alimentos.

Realice actividad física. Manténgase en movimiento. Realice caminatas o el entrenamiento que mas le guste. Evite el sedentarismo.

Sea paciente, verá que con esfuerzo y dedicación la mejoras llegan. Cuando uno es más joven aún, se logra descender mas rápido de peso, peor luego de los 30 años, el proceso es mas lento pero igual se puede conseguir bajar de peso.

Lea etiquetas: evite las grasas trans y los productos que superan los 5 gramos por porción. Elija productos naturales, orgánicos y aquellos con aceites vegetales, omega 3, 6 y 9.

Si esta embarazada, procure comer correctamente, esto previene futuras enfermedades en la madre, en el niño, y evita la obesidad post parto de la cuales muchas mujeres no logran salir.

Tener la menopausia bajo control, esto es planificar la vida después de la menopausia. A partir de ahora, la situación es diferente y lo que se gana, como el peso, es muy difícil perder. La dieta, logra su cometido si se restringen al máximo las grasas y los aceites, al mismo tiempo que se aumenta el consumo de calcio, fibra y líquidos.

Camine mucho, recuerde que la actividad física quema grasas, consume calorías y activa el metabolismo. Solo 30 minutos de caminata representan 200 calorías menos.

No evite el desayuno. Este es uno de los errores más comunes que comenten quienes buscan bajar de peso. Empezar comiendo muy poco o nada durante el día, solo empeora las cosas. El desayuno debe ser siempre la comida principal del día, aun en tiempo de dieta y adelgazamiento.

No se obsesione con la balanza. A esta altura, es posible que haya aumentado de masa muscular, eliminado grasas y que el peso siga siendo el mismo. Recurra a la balanza cada 15 días, solo como control, y no para obsesionarse con lo que aun debe bajar de peso.

Busque el apoyo de un familiar o un amigo, para poder realizar actividad física, comer sano y sentirse mejor. Siempre es mas sencillo si el esfuerzo es compartido y los logros no tardan en llegar cuando las fuerzas y el entusiasmo por estar mejor se aúnan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *